Escape room educativo

ESCAPE ROOM LA MALDICIÓN DE LOS INFORMES

¿Qué es más motivador: resolver una ecuación como parte de los deberes o hacerlo para encontrar un tesoro o huir de la clase antes de que —figuradamente, eso sí— explote? Es lo que se consigue con los escape room educativos, una técnica de gamificación que aumenta la motivación y fomenta el trabajo colaborativo.

Para llevar a cabo esta dinámica es necesario que el alumno se meta en el juego, para ello se ideó la siguiente historia: Un grupo de inspectores tenía en su poder unos informes según los cuales los alumnos no habían alcanzado una serie de competencias. Por ello, decidieron que para entrenarlos y que lograsen obtener dichas competencias, permanecerían encerrados en el IES sin vacaciones. ¿Conseguirán salir a tiempo y no pasar la Navidad encerrados en el IES?

Esta experiencia de gamificación, que tuvo lugar en el IES Vallecas I el pasado 21 diciembre 2018, sirve como ejemplo práctico de lo que es un escape room o una habitación de escape. Se trata de una dinámica muy popular en entornos de ocio que proviene de los videojuegos online y se ha transformado en experiencias en vivo arrasando en todo el mundo. En los últimos tiempos esta técnica se está extendiendo rápidamente en las aulas gracias a su sencillo planteamiento: se introduce a un grupo de personas en una sala de la que deben escapar empleando todas sus capacidades intelectuales, creativas, organizativas y de razonamiento deductivo. Para ello, es necesario que trabajen en equipo y resuelvan pistas, enigmas y problemas que se les plantean en un tiempo determinado, afianzando contenidos curriculares a la vez que fomentamos el aprendizaje colaborativo y la motivación del alumno.